Las Asanas fueron desarrolladas hace miles de años por los Yoguis, observando a los animales de la selva, sus movimientos, como descansaban y cómo se curaban a si mismos instintivamente en caso de enfermedad. Estos Yoguis experimentaron las distintas posturas de los animales sobre sus propios cuerpos, sintiendo los efectos sutiles de estos movimientos sobre sus órganos y glándulas. Durante siglos de experimentación, estas posturas fueron perfeccionadas formando un sistema científico con miles de ejercicios llamados ASANAS. Las posturas de Yoga deben trabajarse con un instructor calificado, porque estas afectan nuestro sistema glandular que afecta nuestras emociones y salud física. Una buena practica de estos ejercicios pueden Traer muchos beneficios a nuestra salud y ayudar en el tratamiento de diversas enfermedades mentales y físicas la ciencia a confirmado esto a través de numerosos estudios. Contamos con instructores preparados para dar las posturas correctas para cada persona o dar una clase ideal para probar sus beneficios.

Compartir con tus amigos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *